Libertad | Miércoles de #RetoMeraki

miércoles, 21 de marzo de 2018

Me enseñaste que saciar el deseo no es poseer tu cuerpo, pues es suficiente con sentirte acurrucada contra mi pecho.
Me enseñaste que amar es la libertad de separarnos y saber que nada cambia.
Me enseñaste a lidiar con tu mal humor. A conocer las señales que delatan a tu cuerpo. A navegar por tu piel.
Me enseñaste que el placer puede encontrarse en una caricia o en una plática al final del día.
Me enseñaste a disfrutar de los silencios. Y de los abrazos capaces de sanar heridas.
Me enseñaste los sinónimos del amor, a conjugar el tú y yo en presente y que siempre es mejor cuando se habla en plural.
Me enseñaste a desnudar tu corazón, a viajar por tu mirada y perderme en las comillas de tu sonrisa.
Me enseñaste la tranquilad de un atardecer. A reconocer la belleza bajo la lluvia, a fabricar sueños y realidades.
Me enseñaste a no depender de tu compañía. A caminar a tu lado y a soltarme cuando fuera necesario la soledad. 
Me enseñaste el valor de un te extraño, y la serenidad de un roce de tus manos.
Me enseñaste a explorar tus secretos, a estar agradecido por habernos encontrado.
Me enseñaste tu mundo, tu intimidad, y me invitaste a quedarme. 

Me diste las armas para amarte, en esta vida, o en las que nos restan por vivir. 


















SIGAMOS EN CONTACTO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Siempre devuelvo sus comentarios por su blog.